Réquiem y Renacimiento del Héroe de Acción

Hace un tiempo discutía con unos amigos sobre que es lo que le había pasado al héroe de acción.

Ese hombre rudo dispuesto a todo, que jamás usaría una crema anti-arrugas, ni cuidaría su dieta para tener un delgadito cuerpo “metrosexual”, ese héroe que prefiere la vieja cafetería en un barrio bajo de la ciudad, donde pide “lo de siempre”, a un elegante y apretado Bistró de comida francesa, que en México estaría en la Condesa o Polanco.

Lejos de los “niños lindos” como Pitt, Bloom, o Murphy que siempre se ven “Nice” no importando las circunstancias, estos personajes parecían estar en su medio viviendo en un muladar desarreglado con una puerta medio rota, sin bañarse en varios días y usando como único tratamiento facial, la sangre de algún valentón de segunda, al que le acababan de patear el trasero, enseñándole de paso una lección.

Bruce Willis, Steve McQueen, Silvester Stallone, Charles Bronson, Clint Eastwood, son sólo algunos ejemplos de una clase en extinción que fué el modelo a seguir de varias generaciones de hombres que siempre quisieron verse como ellos, disparar como ellos, pelear como ellos, y al final conquistar como ellos, no sólo a a las mujeres que se rendían a su escencia varonil, sino a todo el mundo que les entregaba su respeto y admiración, por salvarlos al destruir a cualquier amenaza que tuvo la mala fortuna de toparse con ellos.

Héroes que incluso rayaban en el anti-héroe, al estilo de Dirty Harry, para los que el término “violencia excesiva” no existía, en una época donde decirle maricón a alguien, no implicaba una demanda civil por parte de las asociaciones de derechos humanos.

Como si se presintiera el fin de una era, en una mezcla de homenaje y nostalgia, muchos héroes veteranos han regresado por lo que quizá será su última batalla en Rocky Balboa, John Rambo, o Die Hard 4.0, pero al tiempo que esto sucede, un nuevo “Héroe” de acción parece estar dispuesto a tomar la estafeta.

Un personaje que al igual que sus antecesores esta lejos del nuevo modelo masculino de bella y casi delicada apariencia al estilo David Beckham, porque como todo hombre de acción que se precie de serlo, es un hombre simple, con un nombre simple: Niko.

Y no, no es el esperado retorno del personaje de Steven Seagal, sino el personaje principal de la última entrega en la serie de Grand Theft Auto: Grand Theft Auto IV, que aparecerá en octubre en las pantallas del PS3 y del Xbox 360, cuyo segundo trailer (http://www.rockstargames.com/IV/) se estrenó hoy con bombo y platillo, anunciándose como premiere exclusiva en Yahoo! movies.

theft02.jpg

Cada vez más cerca de sus contrapartes cinematográficas, este emergente Héroe de Acción tuvo que aparecer en un nuevo medio, con reglas distintas, donde aún no es alcanzado por la censura (que ya le pisa los talones), el feminismo, o la falsa moral de quienes han logrado su casi total extinción de las pantallas de cine.

Una ciudad entera que explorar, un mundo total que descubrir, para los amantes del cine y videojuegos por igual y sobre todo un éxito asegurado aún antes de su estreno, lo que quizá represente una nueva oportunidad, no sólo en este medio emergente (videojuegos), sino en el cine, para revalorar la importancia del Héroe de Acción, que más allá de su criticado machismo y violencia extrema, es de los pocos personajes que nos hace valorar todas las pequeñas cosas de la vida, que la hacen maravillosa, como la combinación de una taza humeante de café negro (lleno de cafeína) y un delicioso (dañino y grasoso) sándwich de huevo con tocino, a las 6 AM, justo antes de ir a patearle el trasero a alguien, que seguro se lo merece.

theft01.jpg

By Stargrave

Leave a Reply